jueves, 27 de octubre de 2011

Los que marcan el camino...

Es así en definitiva ese deseo de descubrir el presente desde una perspectiva “Otra”, de pensar la condición política y existencial de El Salvador de hoy en día desde una visión inédita en la ciencia social, lo que motiva mi proyecto de elaborar paulatinamente una historia crítica de la literatura salvadoreña...
R. L. M.

Recuerdo que conocí personalmente al Dr. Rafael Lara-Martínez durante un curso de Antropología y Literatura que dictó allá por el año 2007, en el Instituto de Estudios Históricos y Antropológicos de Universidad de El Salvador. Hasta ese entonces, sólo había leído un libro suyo: “HISTORIA SAGRADA E HISTORIA PROFANA: el sentido de la historia salvadoreña en la obra de Francisco Gavidia” (*) donde define el soterismo (**), como eje central en la obra gavidiana para definir y comprender la identidad e historia salvadoreña.
Al recibir el curso, no sólo pude darme cuenta de la capacidad del Maestro, capacidad no sólo demostrada en la erudición que le caracteriza, pues si tratara de hacer un recuento de sus títulos obtenidos, y de sus publicaciones, la lista se haría larga. Si no también reconocería en él a una agradable persona, de trato amigable, carisma, buen sentido del humor y amabilidad.
Han pasado algunos años después de eso, Lara-Martínez ha engrosado el listado de sus publicaciones, demostrando su disciplina y compromiso con el trabajo académico, siendo así, uno de los estudiosos más serios de nuestro país para nuestros tiempos, no en balde, como palabras proféticas, se leyera en la nota introductoria del libro arriba citado, y que son autoría de la antropóloga gloria Aracely Mejía de Gutiérrez las siguientes líneas: “Sin lugar a dudas, el Dr. Lara-Martínez es uno de nuestros jóvenes valores intelectuales, de enorme capacidad y genialidad ”(***). Rafael Lara-Martínez es, a todas luces, un pionero.
También ha demostrando su enorme capacidad como ser humano sobreponiéndose a un cáncer, del cual hasta la fecha no ha sanado completamente, pero del que esperamos, sus familiares, alumnos y allegados, que gane la lucha.
Es así que esta nota la escribo, en el contexto de un reconocimiento que será entregado a su persona, él recibirá el Premio Nacional de Cultura 2011, edición Bicentenario, que será otorgado por sus aportes en beneficio de la investigación cultural que ha legado a nuestro país. Un reconocimiento bien merecido, y que desde mi punto de vista, se queda corto para premiar el trabajo realizado por el Maestro. Hay que recalcar también que se trata de un premio tardío, pues hubiera sido otorgado en años anteriores, pero que de igual forma, me llena de alegría que el Dr. Lara-Martínez reciba dicho reconocimiento.
Espero que siga cosechando, pero sobre todo, espero que siga con ese anhelo inquebrantable de no mantenerse quieto, alimentando siempre más proyectos.


______________________
[*] Lara-Martínez, R. (1991) HISTORIA SAGRADA E HISTORIA PROFANA: el sentido de la historia salvadoreña en la obra de Francisco Gavidia. CONCULTURA Dirección de Publicaciones e Impresos; San Salvador: El Salvador.
[***] De: “Soter” palabra griega que da significado a “Salvador” o a “Divinidad”; como por ejemplo, para la civilización griega el vocablo “Soter” es también una manera de designar a Zeus. El “Soter” en el sentido gavidiano sería la forma de designar a una especie de héroes nacionales, que adquieren un aurea mítica y que aparecen en la historia salvadoreña de forma periódica para asentar una renovación cultural, la que se centra en un fundamento antisacrificial, dialógico; en otras palabras: personajes que marcan un camino a seguir. Para tener una idea más profunda del concepto, revisar el libro arriba citado. Pág.:17, 23, el concepto se extiende satisfactoriamente en el capítulo I.: “Presupuestos simbólicos de la escritura en la historia en Gavidia”, clausula: I.I “De Soter”
[**] ibíd. Pág.: 7.

2 comentarios:

Jonathancch dijo...

Muy reflexivo.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

JONATHAN:
Desde hace un buen tiempo, quería publicar en Luz Bella Averni una nota sobre el Dr. Lara-Martínez: algunos opúsculos sobre sus libros, o alguna reseña como esta; es para mí una gran satisfacción que hayas leído y comentado esta entrada.

SALUDOS FRATERNOS, Y UN FUERTE APRETON DE MANOS.