viernes, 30 de marzo de 2012

CARTA ABIERTA V

Y el camino fue ancho, y la luz fue más viva.”
P. G. R. en Vida Pasión y Muerte del Antihombre.

Tengo entre mis manos un cubo de rubik que no sé cómo solucionar. Esta noche, mientras fumo unos cigarrillos me ha dado por escribir esta nota, y desde ya me disculpo por haberla iniciado con una fase tan trivial. Y puedo objetar, que a diferencia del año pasado, esta Carta Abierta será menos amarga, pues la coyuntura que ahora me envuelve, es, digamos, más promisoria. Aunque siempre, los cumpleaños me ponen triste, sea cual sea mi situación.

Me asombra el giro que pueden dar las cosas en un año. Hoy veo todo con más claridad: he descubierto una senda a seguir. Esto no significa que el año anterior haya estado perdido, digamos que lo que al fin ha pasado, es que me deshice de todo aquello que verdaderamente no necesité. Todo ese lastre que venía arrastrando lo he sacado al fin, y me veo encaminado a lograr nuevos objetivos, dando pasos lentos, pero firmes (no quiero sonar como aquellos libros de superación personal que tanto odio, aunque creo que en este párrafo estoy tristemente cayendo en su barata retórica, jejejeje…).

Tengo muchas cartas en juego, poco a poco, cada una de mis jugadas está resultando, pero tengo que apostar con cuidado, pues no quiero que todo se caiga como un castillo de naipes. Lo mejor de todo es que las situaciones que he vivido durante los últimos meses han sido interesantemente agradables, satisfactorias y han potenciado mis ganas de seguir escribiendo. Por eso este año me siento muy agradecido con la vida. Con este cubo de rubik que todos tratamos de desenmarañar, porque aunque creamos que las tenemos todas ganadas, siempre hay que sospechar un poco, y no cantar victoria antes de tiempo. He sobrevivido otro año, eso ya es suficiente para estar feliz.

Como posdata quiero agregar mis más sinceras disculpas si la calidad de mi redacción ha decrecido, ustedes sabrán la máxima que dicta: “Necesitamos el dolor para escribir”, por eso, quizás últimamente me ha hecho falta un poco de infelicidad para escribir unas buenas líneas; por eso siempre recalco: estar muy conectado con el universo puede ser contraproducente, jejejeje… Escribiendo para ustedes estas cartas abiertas, es como mi blog envejece conmigo.

martes, 27 de marzo de 2012

Marzo


Calor. Risas y rumor de niños bañándose entre las fuentes de las plazas públicas. Marzo siempre es luminoso. Con su olor a mar cristalino, olor a salitre, aunque a veces también huele a salto al vacío. O mejor aún, Marzo tiene olor a piernas de mujer. Siempre cargado de colores vivos: rojos, naranjas, amarillos, azul eléctrico. Siento ese aroma azul de marzo entre los dedos. Entre las risas que van a romperse a los acantilados. Colores y aromas que explotan en los sentidos, que no existen más que para ser codificados por nuestras pupilas.

Marzo nace tras las carcajadas de los niños que se lanzan agua. Es un mes en el que las palomas azules frutecen de los techos. En marzo vuelvo a ser niño y tengo miedo que el mes pase porque no quiero volverme adulto de nuevo. Y frente a mi pecho que es un acantilado, vuelven a golpear las olas. 

Aunque los marzos me hayan quitado muchas cosas, siempre es mi mes preferido del año. Marzo huye más allá de las paredes, afuera, en la calle, el asfalto bulle como un caldo hirviente, el aire está denso, como la atmosfera de un bar, sin embargo, la mayoría disfrutamos de marzo.

El año sobrevivirá… gracias a Marzo.

miércoles, 21 de marzo de 2012

[La Necesidad Poética]*

Hay tantas cosas que nos relacionan como seres vivos, son leyes naturales de la vida misma que nos resultan enigmáticas, pese a todos los intentos de explicación que el mito, la filosofía y la ciencia quieran darnos nunca encontramos una respuesta satisfactoria; sin embargo, es ese misterio lo que las hace tan sublimes. Una de esas realidades es el afán de todo ser vivo para crear belleza; si observamos con mayor detenimiento, es una necesidad.
Los ejemplos pueden reproducirse de forma infinita: los rituales de apareamiento de muchas aves y los hermosos cantos que emiten, que no son exclusivos de su especie pues también nosotros nos maravillamos con ellos. Asimismo podemos citar el canto de la ballena, que en el ser humano transmite una indescifrable nostalgia. Ambos ejemplos pueden ser afines con una conducta humana, que va enfocada en la misma dirección: la necesidad poética. Ya Miguel Ángel Espino, ha sentenciado en su novela TRENES: “…El deber poético es tan imperioso como el beber orgánico…”
Tagore afirma que: “La Poesía es el eco de la melodía del Universo en el corazón de los humanos”; es así que en la poesía, el hombre toma parte ecuménica del universo, se reconoce en él, con su orden y su caos. Participa de su magia y su belleza. Si, por una vez has sentido esa magia, indudablemente siempre querrás ser parte de ella. Escuchar un poema, es similar a tomar un caracol, y llevártelo al oído para escuchar en él el sonido del mar. Porque la verdadera Poesía, siempre es parte de algo más grande, algo verdaderamente trascendente.
Lo escrito anteriormente cala con la relación de la Poesía con la especie, pero en concordancia con el individuo, todo poema es un autodescubrimiento, cada quién se descubre a sí mismo en un poema, sea propio o ajeno. Recuerdo una frase de Herman Hesse que dicta: “Hacer versos malos depara más felicidad que leer los versos más bellos”. Puede que tenga razón, pues hay que observar que cualquier hombre ha tenido, por lo menos una vez en la vida, la necesidad de participar de la Poesía, sea como autor de sus poemas, o como espectador. Por eso no nos sorprenden estos versos de Bukowski: “…dijo Dios, /cruzándose de piernas: ‘…veo que he creado muchos poetas / pero no tanta Poesía.’ ” Sea cual sea el parámetro que dicte entre los “malos poetas” y “los buenos poetas” hay que destacar que la poesía es una necesidad, a pesar de las limitaciones en la creatividad de los que la escriban. Al poeta, ha sido entregado el secreto de poder cantar a todo lo que hay en el Universo. Su materia prima son las palabras mágicas, palabras que por sí solas, o en relación con otras, pueden engendrar hermosos versos, que, aunque sean algo en apariencia tan pequeño participaran mágicamente de un todo llamado Poesía, que es como dice Tagore: “…la melodía del Universo”.


____________________________
[*] Escrito en el marco de la celebración del Día Internacional de la Poesía 2012, asunto que ya he tratado en el siguiente post: [La Poesía]*

domingo, 11 de marzo de 2012

“A la luz de la palabra”



video
Este video es parte de mi intervención en el recital: “A la luz de la palabra que se desarrolló como resultado del taller de escritura creativa impartido por escritor Roberto Mascaró en La Casa Tomada del CCESV; en él comparto con ustedes mi poema: “Monólogo interior frente a una persona silente.”