domingo, 11 de abril de 2010

Vida Pasión y Muerte del Antihombre V (Pedro Geoffroy Rivas).[*]

Vivíamos sobre una base falsa,
cabalgando en el vértice de un asqueroso mundo de mentiras,
trepados en andamios ilusorios,
fabricando castillos en el aire,
inflando vanas pompas de jabón,
desarticulando sueños.

Y mientras,
otros amasaban con sangre nuestro pan,
otros tendían con manos dolorosas nuestro lecho engreído
y sudaban para nosotros la leche que sus hijos no tuvieron nunca.

Ah, mi vida de antes sin mayor objeto
que cantar, cantar, cantar,
como cualquier canario de solterona beata.
Ah, mis veinticinco años tirados a la calle.
Veinticinco años podridos que a nadie le sirvieron de nada.
Pobrecito poeta que era yo, burgués y bueno.
Espermatozoide de abogado con clientela,
oruga de terrateniente con grandes cafetales y millares de esclavos,
embrión de gran señor violador de mengalas y de morenas ciervas campesinas.

Y me he muerto en la flor de los años y a media carcajada de la vida,
cuando era una promesa para varias familias
y una clara esperanza para dos o tres patrias.

(¿Cuántas niñas cloróticas lloraron sobre mi muerte sin sentido?)
(¿Cuántos borrachos repitieron entre hipos mis inútiles versos?)
(¿Cuántos curas rezaron por el descanso eterno del alma que no tuve?)

Y descendí también a los infiernos.

He visto al hombre desnudo y tembloroso
purificarse en llamas de miseria.
He visto al hombre en toda su terrible verdad,
en su espantosa y sublime verdad,
revolcarse en los lodos de las más cruentas y salvadoras abyecciones,
empinarse en los más inicuos pedestales de las más intimas y dolorosas bajezas,
y surgir transparente de los ruegos de su propia recriminación.

Y también me levanté de entre los muertos.

Violento, desatado,
como un huracán recién parido,
colgado de mi angustia,
despeñado en mis ímpetus,
con los ojos cuadrados de asombro y la palabra apenas murmurada
dejando todavía acre sabor de sangre entre los labios,
cargando con el enorme peso de la respuesta única,
ardido en los crisoles de hondos regocijos,
resurrecto en la alegría fecunda y madrugada
que puso en mi cariño dos radiosas auroras proletarias.

Y el camino fue ancho, y la luz fue más viva.


_________________
[*]Publico hoy la quinta y última parte del Poema de P. G. R. Para los que quieran leer las partes anteriores, tienen que acceder a la etiqueta: Vida Pasión y Muerte del Antihombre.

Tomado de:
Geoffroy Rivas (1996) Cuadernos del exilo (En Biblioteca Básica de Literatura Salvadoreña, Volumen 8). CONCULTURA. San Salvador: El Salvador. Págs.: 41-43.

11 comentarios:

Fer dijo...

Hola Ronald !!! ... gracias por hacerte seguidor de Mi Generación Z. Muy interesante tu blog.

Un saludo

Mizar dijo...

Ronald, este hombre, Pedro Geoffroy Rivas, a quien no tenía el gusto de conocer, es enormemente descriptivo.
Avanzas en la lectura, y es como si poco a poco te fuera ahogando más y mas ante los caóticos detalles que revela..

Es amargo, pero hermoso

Un fuerte abrazo

Mizar

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

FER:
El gusto ha sido mío, aunque seamos de equipos contrarios, tu eres Real Madrid y yo Barcelona, jejejejeje… es broma hombre !!!

Por el adjetivo: “interesante”, que adjudicas a Luz bella Averni, sólo puedo decirte que es un cumplido para mí que pienses eso.

Bienvenido.

MIZAR:
Por lo que dices, que el poema de P. G. R. es “amargo, pero hermoso” estoy seguro que existe mucha hermosura en la amargura, en lo tétrico, lo crudo, triste y desgarrador: para mi son elementos que le dan belleza a nuestra vida.

Saludos y un besito.

MA dijo...

Hola amigo , me gusto leer tu entrada de blog , gracias por tu visita y comentario dejado en mi querido blog .

Un abrazo de cariños y amistad para ti de MA .

Uma dijo...

En cuanto a mí, disfruto la fidelidad de tus seguimientos.

Marta Abelló (Martikka) dijo...

Uau, Ronald....qué pasada de poema. Me ha fascinado.

Saludos.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

MA:
Siempre es un honor para mí.

UMA:
Yo sólo puedo decir: Disfruto Leerte.

MARTA:
Bienvenida, tienes razón, es un buen poema, es uno de los pocos poemas panfletarios que no parece que lo sean, he allí su genialidad.
Es un gusto tu visita.

Besos para las tres.

Lupita Grupo CCE Mexico dijo...

Interesante blog...
Me gusta
Saludos

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

LUPITA:
Bienvenida !!!
Me alegra que te guste mi blog.
Las Puertas de mi changarrito siempre estarán abiertas para ti.
Gracias por el cumplido.
Saludos.

Melody Paz dijo...

Ronald amiguito flor de poema de PGR, especial, conmovedor, con el magnetismo de la oscuridad. Gracias. Un besito.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Melody:

Me ha gustado esa frase tuya: “Con el magnetismo de la oscuridad” pienso que es una buena forma de definir el poema de Pedro Geoffroy Rivas.

Un besito !!!