viernes, 16 de abril de 2010

El paso del Caballero del Averno por el Segundo Torneo de Poesía blog: Los Caballeros de la Dama de Cristal.


En marzo recibí un comentario donde se me invitaba a participar en un torneo de poesía (creo que muchos de nosotros recibimos esas invitaciones). Lo que me gustó y llamó la atención fue el concepto: el torneo estaba enmarcado en la idea de las Justas Medievales. Los competidores, si eran hombres, tenían que abanderarse bajo el seudónimo de un caballero, y las mujeres debían autonombrarse como doncellas; todos iban a ser juzgados en parejas, como si se tratará de combates. Yo, queriendo agregarle un poco más de fantasía a mi vida decidí participar, así que el 21 de Marzo me inscribí; aunque no me considero poeta porque no acostumbro a escribir versos, pues mi afición es la prosa. Acuñe mi seudónimo de competidor como El Caballero del Averno, es así que imaginé el personaje al que le adjunté esta historia personal:


Mi nombre es Lucius Averni. Nací en la ciudad donde nunca sale el sol, mis padres murieron durante el saqueo y etnocidio a la ciudad de Las Sombras, soy el último sobreviviente de mi prodigiosa etnia, por eso fui criado desde muy pequeño en un monasterio, pasando mi adolescencia entre lúgubres bibliotecas y duros entrenamientos para proteger el último Codex que guarda los secretos de mi cultura ya extinta. Hoy, he sido invitado a participar en este torneo; me despojaré de mi túnica monástica, empuñaré entre mis manos el pesado mazo, y me envolveré con mi armadura. Espero ser un guerrero digno ante los ojos de La Dama de Cristal”. [*]


(Ahora que leo esas líneas me dan ganas de reírme: ¿No sé porque tengo fijación con esas cosas...?)


Pero bueno, El Torneo empezó, entre desafíos y comentarios igual de fantasiosos, podían verse los nombres de otros caballeros y doncellas entre los que prefiguraban: El Caballero del Coraje, El Caballero de las Sombras, El Caballero Rugel de León, El Caballero Sen-Heir, El Caballero del Crepúsculo, La Doncella de Cotalunha, La Doncella Atropa, La Doncella de la Tristeza, La Doncella de la Primavera, La Doncella del Mar, por mencionar algunos, pues fueron muchos los que se quedaron en la pre-selección y no pudieron participar.


Pasaron varios días después de la inscripción hasta que se publicaron las llaves de los combates que correspondían a la fase de octavos de final:(Click sobre la imagen) [**]



En esa fase al Caballero del Averno le tocó enfrentarse a otro noble caballero de tierras lejanas: el Caballero de Abril. Uno de los pasos dentro de la competencia era desafiar al contrincante, así que el Caballero del Averno le lanzó el siguiente reto al Caballero de Abril:

El destino ha querido que esta justa sea frente al Caballero de Abril, estoy conforme con los designios del azar. Esperaré aquí, blandiendo mi larga espada, a que llegue tan ilustre combate.
Una nación desaparecida se enfrenta contra un reino de riquezas: de la primera, sólo queda un guerrero, de la segunda, hay millones de caballeros dignos de levantar la espada; el combate no es desigual, Caballero de Abril, pues el último guerrero de la nación de Las Sombras vale por los millones de tu reino”

El Moderador del torneo reaccionó ante el desafío del Caballero del Averno con el siguiente cometario:

Jajajajaja
Caballero del Averno, esa estuvo mortal.
jajajaja”
(SIC)

Es así como el Caballero de Abril atendió al desafío declarando:

El Caballero de Abril se encuentra siempre dispuesto a quien ose desafiar a su patria, un reino de riquezas. En cambio tu país, Caballero del Averno es un reino del que sólo queda un guerrero; si bien el combate será justo, el Caballero del Averno persigue un sueño que ya no existe; defiende una patria que ya no existe. Si bien, orgulloso estaré de batirme en duelo con él.

(perdonad el retraso en dar señales de vida)”
(SIC)

Después de ver su respuesta, el Caballero del Averno añadió:

"...Caballero de Abril, declaro complacencia al aceptar mi desafío. Pero antes, te invito, a que visites mi tienda, donde compartiré contigo de mi hospitalidad, buen vino, exquisitas viandas, las más dulces frutas y la música más hermosa que hayas escuchado jamás, todo, como parte de un rito que mi civilización practicaba cuando era una nación próspera y floreciente: esa tradición dicta que antes del combate entre dos contendientes, el que lanza el desafío, tiene que mostrar hospitalidad al otro, para que después de consumado el reto, si ambos resultan vivos, nazca entre ellos una sólida amistad.
Las puertas de mi morada están abiertas para ti Caballero de Abril, de paso puedes invitar a unas cuantas doncellas para que nos acompañen
.”

El día del combate llegó, El Caballero del Averno atacó con su poema Monólogo Interior Frente a una Persona Silente:
(Click sobre la imagen)


Por otro lado, El Caballero de Abril acometió con su poema INSPIRACIÓN:


(Click sobre la imagen)

El Caballero del Averno ganó esa justa, al recibir noticias del triunfo, sintió pena por haber ofendido en los desafíos al Caballero de Abril, El Caballero del Averno recordó las enseñanzas de sus maestros, pensó que no era digno de un monje comportarse de la forma que lo había hecho hasta entonces, por eso declaró el siguiente cometario:

“Tuve a un gran contrincante, digno, respetuoso, un noble caballero: El Caballero de Abril, espero que desde hoy nazca una linda amistad entre nosotros.
Tengo que aceptar, que por unos instantes sentí que iba a perder frente a tan gallardo competidor”


Es así como el Caballero del Averno pasó, de entre 16 caballeros y Doncellas participantes a la fase de cuatros de final, ya sólo quedaban ocho competidores:

(Click sobre la imagen)


En cuatros de final le tocaría enfrentarse a una gallarda doncella que ya conocía el dulce sabor de la victoria: la Doncella de Baétulo, una mujer acostumbrada a vencer a grandes hombres, a nobles y audaces caballeros, pues su astucia radicaba en la palabra sencilla y evocadora.

Para esta fase el Caballero del Averno esperó, por respeto, a que la Doncella de Baétulo le lanzará el desafío, los días pasaron y ningún emisario llegó a su tienda con mensaje alguno. El Caballero del Averno esperó, pero la doncella de Baétulo guardó silencio, era seguro que ella quería resolver todo en el combate, sin tantos preámbulos. Llegó el día de la justa, donde la Doncella de Baétulo atacó con su poema A LA SOMBRA DE TUS BRAZOS:
(Click sobre la imagen)

A lo que él Caballero del Averno respondió con su poema AMANECE:


(Click sobre la imagen)

El resultado fue una victoria unánime de la Doncella de Baétulo, la cual pasaba a la etapa de semifinales, donde se enfrentaría a la Doncella Annabella del Caos, quién a su vez, había vencido al ilustre Caballero de las Sombras.


(Click sobre la imagen)

Ya sólo quedaban cuatro competidores para la Semifinal, que se definiría en dos combates.

El Caballero del Averno, al saber de su derrota, declaró:

Felicidades a Los caballeros y doncellas que pasan a la recta final. Para mí fue un gusto haber participado.
Felicidades explicitas a la Doncella de Baétulo, espero verla en la final, para que se vea que he perdido frente a una de las mejores; sin menospreciar el trabajo de la Doncella Annabella del Caos.
Me hubiese gustado pasar a la semifinal y enfrentarme contra un ilustre caballero como lo es el Caballero de las Sombras, pues el trabajo de tan noble caballero en cierta medida se parece al mío, (Hubiera sido interesante un enfrentamiento entre dos caballeros oscuros) desde aquí estrecho su mano.
JEJEJEJE… hoy me tocó salir del torneo, salgo con la frente en alto, salgo porque hoy me tocaba, son los designios del destino, porque al final encontré la luz que buscaba. Pero en la próxima, estaré como siempre, a las afueras del castillo, esperando otras justas, esperando a otros caballeros y doncellas que estén dispuestos a librar batallas y a dejar su sangre en la arena.
Me llevo una conquista: sí, he instituido el Feudo del Averno, donde yo soy El Señor, y desde donde construiré mi imperio, dándole un lugar a mi cultura desaparecida, para que renazca, para que vuelva a surgir como una flor que emerge entre el asfalto. Lo único que me falta es una doncella para desposarme con ella, y convertirla en mi reina.

Saludos a todos los participantes, para los caballeros un apretón de manos, y para las doncellas un cálido beso”

La Doncella Anabella del Caos reaccionó ante la declaración del Caballero del Averno de la siguiente manera:

Veo con admiración el dulce perder del distinguido Caballero del Averno, gran contrincante, y veo con admiración también que las doncellas seguimos en pie, armas y palabras en alto.

Brindemos por futuros combates.

Salve, oh Dama de Cristal
” (SIC)

El Caballero del Averno, como siempre, no podía quedarse callado ante tal opinión añadiendo:

Ilustre Doncella Annabella del Caos, gracias por el cumplido, tú no te quedas atrás, es por eso que desde el principio del torneo puse mis ojos en ti, eres una mujer con carácter, con coraje, por algo estás en la semifinal.
Te deseo buena suerte, saca tú casta aguerrida, y danos a todos un bello poema, para que tú y la Doncella de Baétulo nos brinden un buen espectáculo.

Besos en tu mano.


Después la doncella de Baétulo hizo acto de presencia, mandando un emisario a la morada del Caballero del Averno con la siguiente nota:

Caballero del Averno, para mi ha sido un honor enfrentarme a ti. Al final quedamos dos caballeros y dos doncellas, el duelo es duro.
Te doy las gracias por tus palabras
.”(SIC)

Es así como el Caballero del Averno fue despedido de la contienda, teniendo frente a sí las semifinales, y con las laudatorias opiniones de dos nobles doncellas. Pero la historia no acaba allí, porque a nuestro ilustre caballero le espera su más grande objetivo, reconstruir su nación y cultura, el horizonte que se erige frente a sus ojos es infinito: esos son ahora los dominios del Caballero del Averno.


_______


[*] Los textos en cursiva son algunos de los cometarios escritos por mi en el blog: Los Caballeros de la Dama de Cristal, desde el 16 de marzo hasta el 14 de abril del presente año; los que aparecen con un paréntesis encerrando la palabra (SIC), son comentarios de otras personas que han competido dentro del torneo.

[**] Todas las imágenes son cortesía del blog: Los Caballeros de la Dama de Cristal. Los poemas: Monólogo Interior Frente a Una Persona Silente y AMANECE, son de mi autoría.

8 comentarios:

Melody Paz dijo...

Caballero del Averno para mi tú eres el máximo ganador. Un besito de la princesa Melodía.

Mizar dijo...

Yo estoy con Melody!! :)
Un fuerte abrazo

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Melody y Mizar:
Gracias por sus palabras… El Caballero del Averno siempre estará para servirles.

Marta Abelló (Martikka) dijo...

Paseando cerca de vuestra fortaleza, vine a saludaros, oh, caballero.
Vos que descansáis ya del duro torneo, dadme fuerzas para sostenener mi lanza en el combate final.

Doncella Annabella del Caos

gerardo omaña dijo...

Vaya mi saludo como un estandarte de amistad entre los caballeros y doncellas que en este torneo han participado y a los que seguimos en una justa que promete grandes desafíos. Mis felicitaciones por sus aportes literarios y por la promesa de seguir la lucha en honor a nuestra DAMA DE CRISTAL.

CABALLERO DEL CREPÚSCULO.

MA dijo...

Hola amigo , mis felicitaciones por tu aporte en este torneo , suerte y a cosechar buena prosa y buenos versos ,y a dar juego en el torneo jeje ...estupendo post .

Un abrazo de MA para ti .

Raúl dijo...

Gracias por tu visita y por las palabras que dejaste en mi blog.
Un abrazo.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Gracias a todos por sus comentarios.

Salut !!!!