miércoles, 30 de marzo de 2011

CARTA ABIERTA IV

Cumplo otro año de vida, en el que paso revista de mis acciones, dándome cuenta de que no soy el mismo. Se me dificulta escribir, tengo grandes pausas, días en los que ni siguiera leo: me he sumergido en la ciénaga. Cuando el sistema te ha absorbido, cuando tienes que cumplir con un empleo, y además, tienes que trabajar horas extras en tu casa, se hace cada vez más difícil dedicarte a lo verdaderamente importante.


Hasta el momento, no sé donde me va a llevar la vida; lo que sé, es que lo que está sucediendo, no es lo que quiero.


Luego pienso en un reflexión que escribí en un trozo de papel, un día, mientras viajaba: [“En el juego de cartas, para ganar, y para que el juego sea más interesante, es mejor sentirse perdedor desde el principio, y tener un juego adverso, para que así, terminada la partida, el triunfo en ese juego sea más satisfactorio”] aunque mi triunfo esté al final, cuando muera… qué más da.


Noches yendo a dormir con los mismos pensamientos, cuando cierro los ojos, las mismas imágenes que se multiplican todos los días [“risas, lágrimas, vacio, desesperanza, asco, vomito”] no sentir sueño, porque mi cerebro se revuelca dentro del cráneo. Y luego, el sobresalto, continúas vueltas, el sudor. Me levanto, hecho una meada, me doy cuenta de que otra vez he orinado sange, enciendo otro cigarrillo y no le doy importancia [“dentro de unas horas tengo que trabajar con jóvenes a los que no les interesa mi presencia, jóvenes con vidas tan vacías como mis bolsillos… no los culpo, ellos no tienen mi forma de ver la vida: tienen distintos intereses”] trato de leer, tal vez después de un rato puedo conciliar el sueño, luego de pocos párrafos en los que no me concentro, dejo a un lado mi lectura. Apago la luz.


[Anoche soñé que estaba sumergido en una ciénaga, infestada de lagartos…”]


Me despierto esta mañana, me paro en el umbral de la puerta, sintiendo una suave brisa que corre por mi cara, enciendo un cigarrillo, apuro el cenicero; y aspiro el aire helado. Por un momento, vuelvo a la vida despierta, y veo que un ave pasa volando, lo siento todo, mis sentidos parecen extenderse, y tengo una epifanía… por un instante, disfruto mi propia existencia.

Luego, abro la laptop para escribir esta carta abierta, mientras se consume mi cigarrillo en el cenicero.


16 comentarios:

•°•.•°•.♥*•¸♥.Lluviaenelsilenciodelanoche•*•¸♥ ♥. •°•.•° dijo...

interesante relato...

un abrazo.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

LLUVIAENELSILENCIODELANOCHE:

Muchas gracias por haberlo leído. Me alegra que te haya gustado.

Desde hace cuatro años, siempre, para la fecha de mi cumpleaños, escribo una Carta Abierta, por eso en su momento no lo pensé como un relato, simplemente fluyó, así como está, y después que lo leí me dio asco: el asco es una de las emociones que busco en la literatura.

En unos momentos paso por tu blog, te debo una visita.

Saludos Fraternos…

Santiago Bullard dijo...

Hombre, que si la vida es cuestión de huevos, de tener el temple para soportar las arcadas. Pero tómatelo con calma: todo es una broma, al final no pasa nada, dios (si está allí) se ríe, y mejor reír también, para no arruinar el chiste. Piénsalo: cada cumpleaños es un año más cerca de la tumba, así que feliz descenso, compadre.
(Por eso, supongo, Ramón Gómez de la Serna le puso a su autoografía un titulazo como "Automoribundia"; genial).
¿Cuándo te das un salto por el café, hermano? Anímate, que te pongo un trago, a ver si reímos juntos.

Santiago Bullard dijo...

(Por cierto, que me he conseguido unas anfitrionas para atender en las mesas... ya las verás).

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

SANTIAGO:
Que tal amigo, siempre espero tu visita, para mí tus comentaros son de lujo…!!!
Sabes una cosa: tienes toda la razón, siempre tienes la razón, tú y yo siempre nos entendemos: “La vida es cuestión de huevos” que buena frase….!!!!! Y también estoy seguro, como dices tú, que somos los títeres con que dios (¿si es que existe? cosa que ´por el momento no creo) se divierte.

Tú ya sabes: sólo me queda leer a Leopoldo María Panero y a Charles Bukowski para consolarme.

“Canción para una discoteca

No tenemos fe
al otro lado de esta vida
sólo espera el rock and roll
lo dice la calavera que hay entre mis manos
baila, baila el rock and roll
para el rock el tiempo y la vida son una miseria
el alcohol y el haschisch no dicen nada de la vida
sexo, drogas y rock and roll
el sol no brilla por el hombre,
lo mismo que el sexo y las drogas;
la muerte es la cuna del rock and roll.
Baila hasta que la muerte te llame
y diga suavemente entra
entra en el reino del rock and roll.”

LEOPOLDO MARÍA PANERO

“El hombre del piano

El hombre del piano
toca una pieza
que no compuso
canta una canción
que no es suya
en un piano
que no es de él.
mientras
la gente en las mesas
come, bebe y platica.
El hombre del piano
termina
y no hay aplausos
luego
comienza a tocar
una nueva canción
que él no escribió
comienza a cantar
palabras
que no son suyas
en un piano
que no es propio
mientras
la gente de las mesas
continúa
comiendo, bebiendo y platicando.
Cuando él termina
sin aplausos
anuncia en el micrófono
que tomará un descanso
de diez minutos
se va al baño
y entra
cierra la puerta
saca un puro
y lo prende.

Está feliz
de no encontrarse
en el piano
y la gente en las mesas
comiendo, bebiendo y
platicando,
feliz
de que él
no esté ahí.

Así sucede
casi en todas partes
con todos y
con todo,
tan violento
como cuando en las
altiplanicies
se incendia
el negro cisne.”

CHARLES BUKOWSKI

Un saludo para ti, gracias por la invitación, me muero de ganas por conocer a nuestras anfitrionas, me paso por el café enseguida, que ya te debo muchas visitas.

SALUD!!!!

Lupita Sk dijo...

Una carta abierta en tu aniversario de vida, interesante retrospectiva. Yo suelo hacerlo bastante seguido pero no normalmente en mi cumple, sino mas bien cuando mi propia conciencia, alma, vida... me lo exige, hay veces que siendo la necesidad de detenerme un instante y pensar si lo que estoy haciendo hoy, me acerca al lugar en el que quiero estar mañana y empieza el autoanalisis. Es sano.

Yo he andado bastante ocupada por el trabajo que no he tenido tiempo de escribir nada en mi blog desde hace meses, pero tambien tengo de necesidad de desahogarme, tantas cosas que contar, que cuando tenga el tiempo no sabre ni donde empezar jeje.

Saludos niño!

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

LUPITA:
Ya llevo cuatro años escribiendo una Carta Abierta en esta fecha, y cada año que va, observo como es mi transición por la vida. Desde la primera introspectiva que escribí, allá por el 30 de marzo de 2007.

En todas es común el sentimiento de que algún día, alguien guardará mis lentes en una cajita, para siempre… y humo será todo lo que quede…

Hace falta escribir en nuestros blogs, creo que ese es un sentimiento común para todos los bloggers; pero como a ti y a mí, hoy se nos hace más difícil, cómo tú dices: por el trabajo: tenemos el mismo problema querida amiga…!!!

Espero visitarte pronto, y leer tus introspectivas.

Gracias por decirme niño, es un cumplido muy bonito…!!! ¿Puedo decirte: MI NIÑA? Claro está, si tú me lo permites.

SALUDOS FRATERNOS…!!!

calamanda dijo...

¿y quién no ha pensado y sentido alguna vez así?...Creo que es importante buscar siempre la luz,
abrirse a la vida, sobre todo a la palabra y es posible que podamos encontrar la puerta.

Feliz cumpleaños!
Recuerdos.
Un beso.-

GrupoCCEMexico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lupita Sk dijo...

Claro que si te permito que me llames asi niño =P

Bueno entonces estamos en contacto, tratare de escribir este mes aunque sea algo. Porque cada vez se acumulan mas cosas en mi vida y a veces es bueno liberarte mediante la escritura.

Saludos, un beso.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

CALAMADA:
Tienes toda la razón, ¿Será por mi juventud? ¿Será por mi inexperiencia laboral? ¿Será porque soy un alma libre, que no acepta ataduras de ningún tipo? Buscaré la luz, tú lo haces por medio del arte y los viajes, yo quisiera hacerlo de la misma forma, aunque por el momento tengo que estar atado.

Gracias por desearme feliz cumpleaños…!!!

Algún día seré libre.

Saludos fraternos…!!!

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

LUPITA:
Espero leerte de nuevo, mi niña; me agrada que te pases por aquí, siempre tienes toda mi atención…!!!

Te dejo un poema de Leopoldo María Panero:

“Ars Magna

Qué es la magia, preguntas
en una habitación a oscuras.
Qué es la nada, preguntas,
saliendo de la habitación.
Y qué es un hombre saliendo de la nada
y volviendo solo a la habitación.”

SALUDOS FRATERNOS.

Beleth dijo...

mi querido amigo, es un periodo de tiempo, que todos atravesamos,

Anónimo dijo...

ronal

leerte es desgarrador, sabés combinar la ternura con la brutalidad, sos brutalmente tierno

las cosas simples de la vida nos dan tantas trabas, tantos dolores

un besito

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Beleth:

Mi querida amiga, tienes toda la razón, recuerdo que esta carta abierta es como un eco de una entrada que publicaste en tu blog hace algún tiempo.

Un abrazo y saludos fraternales...

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Anónimo:

Gracias por comentar...!!!

Saludos.